Los ojos irritados por la nieve o ceguera de la nieve

Los ojos irritados por la nieve o ceguera de la nieve

Cada año más pacientes tienen los ojos irritados por la nieve y nos preguntan si es un problema grave o les puede perjudicar en un futuro. Obviamente depende de cada persona y el tiempo expuesto a la nieve pero hoy queremos contaros los síntomas y cómo prevenir los ojos irritados por la nieve.

La nieve nos regala cada invierno unos paisajes espectaculares, pero también puede llegar a poner en riesgo nuestra salud ocular si no disponemos de la protección adecuada. El resultado pueden ser los ojos irritados por la nieve, una afección también conocida como oftalmía o ceguera de la nieve.

¿Por qué perjudica tanto la nieve a los ojos?

La nieve refleja hasta un 80% de los rayos ultravioletas del sol y la altura a la que se practican estos deportes hace que la protección de la atmósfera sea menor. Cuando estamos de vacaciones esquiando, exponemos nuestros ojos durante muchísimas horas.  Y muchas personas piensan que la nieve no puede afectar a sus ojos y no llevan gafas de sol. Están totalmente equivocados ya que la nieve es tan perjudicial o más que el sol.

Síntomas y prevención de los ojos irritados por la nieve

La oftalmía, ceguera de la nieve, o los ojos irritados por la nieve, puede notarse entre 4 y 6 horas después de haber realizado una actividad prolongada en la nieve. Muchas personas que padecen este problema de manera leve, no llegan a relacionar la nieve con los ojos irritados.

El primer síntoma consiste en una fotofobia intensa, sufriendo una hipersensibilidad a la luz y  el lagrimeo. Otro de los síntomas es la irritación de los ojos que conlleva el enrojecimiento y el dolor, pudiendo llegar incluso a la pérdida de la visión temporalmente, de ahí que esta afección sea conocida como la ceguera de la nieve.

Si aparecen estos síntomas, se debe acudir a una revisión oftalmológica para evaluar el daño sufrido.  Es importantísimo que nuestros ópticos evalúen la situación y propongan un tratamiento determinado. La solución a estos problemas visuales suele residir en colirios o pomadas oftálmicas, combinado con reposo ocular, gafas oscuras o vendajes para una oclusión total, o algún analgésico para reducir las molestias.

Durante el tratamiento hay que evitar frotarse los ojos, no usar lentes de contacto durante una semana y si, a pesar del tratamiento, el dolor continúa más de 24 horas, o la visión se deteriora, se debe volver al oftalmólogo, aunque por lo general, en 12 o 24 horas de tratamiento, se produce la cicatrización de la córnea y la inflamación se reduce considerablemente.

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies