Los errores más graves que no debes cometer si utilizas lentillas

Los errores más graves que no debes cometer si utilizas lentillas

1. No lavarte las manos antes de manipular las lentillas.
Es importantísimo una correcta higiene para manipular las lentes de contacto. Juntos antes de tocar las lentillas, debes lavarte las manos con jabón. Gracias a ello evitarás el contagio de microbios o suciedad.

2. Lavar las lentillas con agua.
Las lentillas blandas no deben ni pueden estar en contacto con agua. Cualquier líquido que no sea solución única no es apto para las lentes. El agua puede contener microorganismos que pueden depositarse en la lente y producirte una infección. Además el agua no tiene componentes desinfectantes y/o conservantes.

3. Ducharte o nadar sin cuidado
Como acabamos de comentar en el punto 2, la combinación del agua y de las lentes de contacto puede ser desastrosa. Por ello, te aconsejamos que si vas a nadar utilices gafas de bucear para evitar el contacto de las lentes con el agua.
Y te recomendamos que no te duches con las lentillas puestas. Si no puedes evitarlo, por favor, dúchate con los ojos cerrados y con mucho cuidado.

4. No limpiar las lentillas si llevas días sin utilizarlas
En ocasiones, no se utilizan las lentillas y están durante un periodo largo de tiempo en el estuche. Antes de volverlas a utilizarlas, debes limpiarlas con solución única. ¿Por qué? Al no cambiar la solución durante ciertos días, es posible que cuando vayas a utilizarlas, no estén al 100% limpias.

5. Dejar las lentillas al revés en el estuche

Es muy importante depositar las lentes de forma correcta en el estuche y antes de colarlas en el ojo, revisar que están en la posición idónea, no al revés.
¿Cuál es la posición correcta? Es aquella en la que los bordes quedan redondeados y tiene forma de media esfera. Cuando la lentilla está del revés los bordes salen un pelín hacia fuera.

6. Usar las lentillas o el líquido después de su fecha de caducidad
Cuando utilizas la solución única caducada estamos usando un líquido sin propiedades para conservar y limpiar correctamente las lentes. Por ello, te aconsejamos que siempre estés pendiente de la fecha de caducidad de la solución única ya que podrías contraer una enfermedad visual por no limpiar correctamente tus lentes.

En el caso de las lentillas, si están caducadas pierden las propiedades y no se puede garantizar que estén en condiciones para colocarlas en nuestros ojos. Por ello, te aconsejamos que no las utilices más del tiempo recomendado.

No Comments

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies